viernes, 3 de julio de 2015

Carta desde París en día de cumpleaños

Jueves 2 juillet 2015

Ejemplo de paradoja, no he cruzado una sola persona que no me haya deseado todo lo imaginablemente mejor para mi persona con motivo de mi onomástico. Por empezar, cómo es que tanta gente lo recuerda o lo sabe? -y no hablo de mis compañeros, amigos (una cosa no excluye la otra) o familiares. No. En todos lados, en el banco, en Carrefour, donde fui a retirar un imprimante que había encargado, en la farmacia, a la que me envió mi dentista que también me dijo que los cumpla feliz Monsieur Prainó, mientras preparaba su pequeño utillaje -muy parecido al de los mecánicos de autos- compuesto de taladros, pinzas con todo tipo de picos, barretas como la de sacar clavos y otras menudencias. Porque, claro, anoche, miércoles, a las 20h47 mientras pensaba en levantarme tempranito para seguir con la cantata Chances (Suertes...!) mientras comía un huevo duro, un poco de rilletes de canard y una bondiola corsa que me trajo un amigo de Federico acompañado todo esto con una ensalada de berro, brotes de escarola y rúcula del jardín, todo debidamente regado con un  Gewurztraminer, vendimia tardía cosecha  1998, que me regaló una amigueta precisamente para uno de mis innumerables cumpleaños, porque,  dijo, "tocaste tan bien bien con el Cuarteto anoche, que me hiciste llorar",  en el momento de morder una Sfoglia di grano,especie de criollita itálica, se me desmoronaron tres coronas, esas que cuando sonrío los encandila a todos los que me miran, tanto es el brillo
metálico que reflejan las luces, herencia del "exilio dorado" en sus épocas de mishiadura económica y desencanto ("la poesía cruel/de no pensar más en mí") como para pagarse coronas blancas que no te la reembolsa la seguridad social y que te cuestan uno y la mitad del otro. Luego que me sacó las tres raíces -una se resistió bastante, como esas tuercas que se quedan agarradas con el óxido- y mientras me recetaba el antibiótico, el anti inflamatorio y el doliprane,"por si le duele", como si la anestesia durara hasta el jueves próximo, y yo mordía un tapón de gaza para parar la sangre,me comentó risueño y mientras me daba la mano "beau cadeaux vous avez eu"(lindo regalo le tocó) a lo que le respondí mmmññnggmmbbbu mnmnññ,  fdfdmumn (por qué no te vas al carajo, pelotudo) a lo que me respondió merci, merci et a la prochaine...
Lo paradojal es que todos ustedes, mi querida gente, quedan en ridículo deseandomé cuanta lindeza se les ocurre que merezco, mientras el azar decide festejarme el cumple con semejante cachada. Bueno, de todas maneras no cedamos a la internacional del desánimo como dice Cris. Lo bueno es que todos ustedes me muestran buena onda , por lo que prometo seguir portándome bien, que para nosotros es portarse mal.
Bisous
El Profe